0

Tu carrito está vacío

Deep Meditations: Hoteles y Arte Consciente

julio 18, 2019

Deep Meditations: Hoteles y Arte Consciente

 

De la colaboración entre el festival Sónar+D y la marca hotelera  ME by Meliá surge una conexión con los imaginarios artísticos de vanguardia que unen a ambas marcas, dando lugar a universos creativos comunes. Fruto de esta fusión, nace la colaboración con el artista Memo Akten, quién expuso su experiencia “Deep Meditations” en ME London en abril y mayo, y ahora se encuentra en Sónar+D, el evento de Música, Tecnología y Creatividad que se está desarrollando en Barcelona. 

La instalaciónDeep Meditations de Memo Akten nos invita a la contemplación. Para este trabajo, el artista ha alimentado una red neuronal artificial con imágenes de internet etiquetadas como “everything” e imágenes etiquetadas con conceptos como “universo”, “amor”, “arte”, “vida” o “fe”, sin embargo, la red neuronal procesa las fotografías únicamente en función del contenido estético. 

Kunst.cl : Galería de Arte Online

Mediante herramientas a medida, el artista realiza una exploración meticulosa de de las imágenes que van mutando lentamente al ritmo de una banda sonora igualmente creada a partir de oraciones y cantos espirituales sin etiquetar extraídos de Youtube, de manera que la red neuronal funde todos los sonidos en uno. 

Esta meditación visual y sonora oscila entre lo figurativo y lo abstracto, entre lo pictórico y lo fotorrealista para inducir al espectador en un estado de contemplación invitándolo a reconstruir las imágenes e imaginar sus propias historias. En vivo, es un mundo musical chamánico visualmente impresionante. 

Galería Kunst.cl : Venta de Arte Online

Artista, investigador y programador,Memo Akten utiliza la computación como medio artístico inspirándose en los mundos de la ciencia, la tecnología, la naturaleza, la ética y la espiritualidad. En la actualidad está estudiando un doctorado sobre interacción máquina-humano con el objetivo de facilitar la colaboración creativa entre humanos y máquinas. 

Las fotos, por supuesto, son mías. 


Suscríbete