Roberto Matta

Roberto Matta nació en Santiago de Chile, el 11 de noviembre de 1911 y a la fecha es el pintor chileno con mayor reconocimiento mundial. 

Luego de titularse de arquitecto en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, viajó a Europa. Su estadía en París lo llevó a trabajar en el taller del arquitecto Le Corbusier, a quien conoció gracias a Roberto Dávila. Ahí conoció además, a los artistas Salvador Dalí, René Magritte y André Breton, identificándose con el Surrealismo, influencia que se reconoce en sus obras. 

Precisamente fue Breton quien estimuló al chileno como artista, valorando su trabajo e introduciéndolo en el círculo de los principales miembros del movimiento surrealista de París. Matta produjo ilustraciones y artículos para el periódico surrealista Minotaure. Durante este período trabó amistad con prominentes artistas contemporáneos europeos como Picasso y Marcel Duchamp.

Un momento decisivo para la carrera artística de Matta se produce en 1938 cuando pasa del dibujo a la pintura en óleo, por la cual es muy famoso. Este período coincide con su viaje y residencia, hasta 1948, en los Estados Unidos.

El trabajo de Roberto Matta agregó nuevas dimensiones a la pintura contemporánea, pese a su ruptura (por causas desconocidas) con el movimiento surrealista en 1947.

En 1990 recibió el Premio Nacional de Arte, en 1992 se le otorgó el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y en 1995 obtuvo el Praemium Imperiale en la categoría de Pintura. Vivió regularmente desde la década de 1960 en el pueblo italiano de Civitavecchia, realizando viajes esporádicos Chile.

Falleció el 23 de noviembre de 2002 en el puerto italiano de Civitavecchia, ubicado al norte de Roma. El pintor fue sepultado en Tarquinia, en una cripta ubicada bajo su casa. 

NEWSLETTEr y Novedades